jueves, febrero 26, 2009

Abuelo


Era un gran peronista, pero antes había pasado por las filas del socialismo. Le gustaba mucho leer y amaba trabajar la madera. Era alto, tenía ojos claros, voz fuerte y carácter duro. Y era hermoso, como nadie. Recuerdo su gran afición al relato, su pasión desmedida por la política, su amor por la justicia social, su talento para construir, y sus ganas de hacer, siempre. Hace tres años murió, era mi abuelo y estaba a dos meses de cumplir 102 años. Su cabeza seguía intacta, llena de recuerdos, pensamientos y grandes ideas, pero su corazón estaba un poco harto. Mi abuelo es una de las cosas más hermosas que tuve en mi vida. El día que se enfermó yo venía bajando de los valles y cuando me dieron la noticia de que lo internaban me di cuenta que él no quería vivir más. Llegué horas después al hospital y no dejaron que lo vea porque estaba ya en terapia. Cuando insistí, el médico me dijo "quedate tranquila, nunca vi a alguien tan lúcido y tan sano como tu abuelo. A las 12.30 lo podés ver". Al viejo se le dio por morir a las 12.20 de ese día domingo, como no podía ser de otra manera. Para él:


"Viejo corazón", de Polo Giménez, por Alfredo Ábalos

1 comentario:

Alice dijo...

que cosa esto d elos abuelos che... febrero es un mes q me trae a mi abuelo tambien... que lindo esto de andar recordandolos...