sábado, junio 25, 2016

Entrevista a Pablo Echarri

En la última edición de Tiempo Argentino salió esta nota que le hice a Pablo Echarri y que disfruté muchísimo desde el momento de sentarme a hablar con él y todo lo que sigue hasta terminó en este texto. Para leerla hacé clic acá: "Sueño con el momento en que se cansen de pegarnos".

miércoles, abril 27, 2016

Resistencia


“A medida que la vida pasa, se da uno cuenta de la importancia del aburrimiento. Nadie sabe ni puede resistir el tedio. La vida nos ha enseñado que una de las fuentes más copiosas y perennes de dolor es la agitación inútil, los movimientos gratuitos, la entrada de otra gente en nuestra vida. Aun así, resistir la sensación abrumadora de sentir en el corazón el paso del tiempo se hace imposible. Los hombres y las mujeres no pueden resistir el aburrimiento porque creen –sin ninguna razón- que aburrirse es como morir un poco. Así nos evadimos abriendo las propias puertas a la invasión ajena. Nos evadimos para sufrir más. Por esto creo que una de las piedras de toque más seguras para conocer la fuerza de un hombre es su capacidad de resistir el aburrimiento.”

en Cinco historias del mar de Josep Pla.

viernes, abril 08, 2016

De las miles posibilidades de amar


"En una época donde no hay impedimentos para el amor, la épica romántica se vuelve imposible. Ya no hay amores prohibidos, ni difíciles. La disponibilidad absoluta e instantánea de cuerpos y almas nos pone de frente a nuestras propias limitaciones amorosas. La presencia total del otro se vuelve insoportable. A mí, como a todos creo, me sigue seduciendo la ausencia."


el fragmento pertenece al texto,  "El amor después de la muerte", escrito por Juan Sklar y que salió publicado en La Agenda. Para leerlo entero, hacé clic acá

lunes, marzo 21, 2016

Entrevista a Susana Cardozo y Pablo Lago


Los guionistas de la telenovela La Leona que sale por Telefe, cuenta el origen de esta historia y algunos detalles más. Para leer la nota, hacé clic acá: 

lunes, marzo 07, 2016

Silencio sobrenatural


“No le dijo a nadie que se iba, no se despidió de nadie, con el hermetismo férreo con que sólo le reveló a la madre el secreto de su pasión reprimida, pero a la víspera del viaje cometió a conciencia una locura última del corazón que bien pudo costarle la vida. Se puso a la medianoche su traje de domingo, y tocó a solas bajo el balcón de Fermina Daza el vals de amor que había compuesto para ella, que sólo ellos dos conocían y que fue durante tres años el emblema de su complicidad contrariada. Lo tocó murmurando la letra, con el violín bañado en lágrimas, y con una inspiración tan intensa que a los primeros compases empezaron a ladrar los perros de la calle, y luego los de la ciudad, pero después se fueron callando poco a poco por el hechizo de la música, y el vals terminó con un silencio sobrenatural. El balcón no se abrió, ni nadie se asomó a la calle, ni siquiera el sereno que casi siempre acudía con su candil tratando de medrar con las migajas de las serenatas. El acto fue un conjuro de alivio para Florentino Ariza, pues cuando guardó el violín en el estuche y se alejó por las calles muertas sin mirar hacia atrás, no sentía ya que se iba la mañana siguiente, sino que se había ido desde hacía muchos años con la disposición irrevocable de no volver jamás.”

de El amor en los tiempos de cólera, Gabriel García Márquez.

Para vestirte hoy




jueves, marzo 03, 2016

Mutilaciones


"Los otros, siempre nos aceptan mutilados, jamás con la totalidad de nuestros vicios y virtudes. O nos detestan por algún aspecto nuestro que les mortifica o nos aceptan por algo que es ángel en nuestra carne. También solemos tener días en los que nos permiten comunicarnos y días en que nos amurallan. Pero hoy y mañana y siempre repito que sólo es posible vivir si en la casa del corazón arde un buen fuego."

en Diarios, de Alejandra Pizarnik