martes, septiembre 15, 2009

Y después qué

Estabas ahí mirándome pero no quiero decirte lo que estaba haciendo yo. Quiero decirte lo que hacía, pero no puedo. Quiero poder hacer lo decía pero no. Hay lugares en los que no es posible delimitar palabras, lugares que desbordan. Estabas ahí y estaba yo. Después no sé.



de Ana María Shua, en Botánica del caos.

1 comentario:

so dijo...

Hay lugares, hay cosas adonde la plabra no llega, no puede, no alcanza. Para eso está el cuerpo, las manos, que no sólo tipean, sino que también se abren: esperando ser llenadas, esperando una respuesta, que a veces tampoco puede ser entregada con palabras. Estar ahí, con el cuerpo, con el ser...eso basta para decirlo.