martes, abril 20, 2010

La buena noticia


Las abuelas nos hacen celebrar siempre. La campaña de recuperación de nietos nos regala periódicamente un poco de alegría, cada vez que alguno de ellos vuelve a su familia. La lucha de las abuelas devolvió una y mil veces la imagen de aquellas mujeres pariendo en cautiverio, aquellos militares robándose los bebés, aquellos chicos creciendo con los asesinos de sus padres. Ellas mostraron en forma nítida el secuestro y la tortura. Porque además, recuperan día a día el último instante de esperanza que había en los centros clandestinos de detención: los hijos de los militantes. Ahora, son candidatas al premio Nobel  y todos esperamos que lo ganen. Es bueno saber que alguien alguna vez piensa en esas mujeres que pelean por algo tan fundamental como lo es la identidad.
Un aplauso para ellas y otra vez a brindar. Gracias por la alegría.

1 comentario:

Alice dijo...

Salud por ellas!!!