lunes, mayo 19, 2008

Poesía de domingo (un día después)

La espuma de las orillas
(dedicada al Mago, por la alegría de todos estos días)

A lo lejos se escucha venir
lo que el río no quiso contar,
como siempre te vas a reír
de algo ganso que te diga yo,
y te vas a dormir abrazándote siempre a mí.

Para siempre te voy a esperar,
para siempre te voy a querer,
Como siempre te voy a pedir ,
para siempre querernos así,
La corriente del río que vino te trajo hasta mí.

Vengo liviano, como la espuma de las orillas,
a contramano de la resaca del carnaval,
mi sentimiento va a durar, el fuego no me va a quemar,
ya no tengo espinas clavadas en el corazón.


A lo lejos se escucha venir lo que el río no quiso contar,
como siempre te vas a reír de algo ganso que te diga yo,
y te vas a dormir abrazándote siempre a mí.
Que vengo liviano como la espuma de las orillas,
a contramano de la resaca del carnaval,

Mi sentimiento va a durar, el fuego no me va a quemar,
ya no tengo espinas clavadas en el corazón.
Que ya no tengo espinas clavadas en el corazón.

Andrés Calamaro

2 comentarios:

victoria dijo...

Me encanta, me encanta.
"vengo liviano, como la espuma de las orillas, a contramano de la resaca del carnaval"
Gracias por una gran frase. Besos.

Lina Masaki dijo...

Bellísimo!