martes, septiembre 18, 2007

A un año, aparición con vida



La noticia parecía un chiste. Pero no lo era. Uno de los testigos más importantes en la causa de Echecolatz había desaparecido, tras su declaración del juicio de setiembre en donde condenaron a perpetua al ex jefe de policía, torturador y asesino Miguel Echecolatz y lo acusaron de genocidio por crímenes de lesa humanidad.
De las primeras circulares que llegaban por mail y se esbozaban apenas en algunos medio gráficos ya pasó un año. López siguen sin aparecer mientras el gobierno “hace todo lo que puede”. Puede poco este gobierno parece, porque en plena democracia desapareció alguien, y, con énfasis en el indefinido, nadie puede explicar nada.
Uno más, y López no es 30.002, porque todos sabemos que desde el 2002 aumentaron las denuncias. Sin embargo, además de no saber nada de López, tenemos que soportar a un Bussi, un Menéndez, para nombrar sólo dos peces muy gordos, sin juicio. De qué se protege el estado, qué teme la justicia. Cuántas excusas más tenemos que soportar, entre 1986 y 1990, cuando Alfonsín y Menem los dejaron libres.
Hoy se cumple un nuevo aniversario nefasto en este país, y yo me siento humillada por la democracia y el estado. Hasta cuándo habrá que aguantar al fascismo en Argentina.
Hoy, en este triste aniversario, no puedo más que seguir pidiendo “APARICIÓN CON VIDA” para Julio López, otro luchador, uno de los artífices de la detención del genocida Echecolatz.


Testimonio de Julio López
"Jorge Julio López, desaparecido"

1 comentario:

El taficeño David dijo...

Hola negrita, cómo estás? Está bueno tu blog. Hay que seguir poniéndole pilas a la blogosfera. Un abrazo.