martes, septiembre 18, 2012

Risa

Una de las últimas veces que hablé con vos me pediste que llorara por los dos. Lloré y lo supiste. Ahora te pido yo que rías por los dos. Que me ayudes a reír, que en este hueco profundo, en el fondo de este hueco me encuentres y riamos por fin, los dos.

Acá van estos acordes que me despertaron las últimas alegrías cada vez que sonaba el teléfono. Sigo, rescatándote del dolor, con música una vez más. 

3 comentarios:

Vivi dijo...

Como me gustaría poder hacerte reir... poder ser yo, o algunos de los que seguimos transitando con vos el día a día los que tengamos la clave para hacerte reir nuevamente...
Ya te lo dije mil veces y te lo vuelvo a repetir YO ESTOY, aunque viva pasando la av Rivadavia.
Lamentablemente esta es la parte donde la vida nos obliga a crecer, nosotras deseamos volver atrás...
Hoy quiero secarte las lágrimas como ayer lo hiciste vos por mi... Y quiero que sepas que aunque duela y no lo entiendas el tiempo te ayuda, no lo cura, pero te acostumbra a su falta... a su hueco profundo como decís vos.
TE AMO! Sabelo.

pablo dijo...

http://youtu.be/Nej-Vc92IIw

victoria dijo...

Nadie dijo bajate acá...