lunes, marzo 02, 2009

Adentro


El Enano siente que afuera hay mucho ruido. Ni siquiera se atreve abrir los ojos y en el fondo sabe que no hace falta. Está cansado de los ruidos y de la soledad. Prefiere no salir, no abrir los ojos y quedarse quieto esperando que llegue la hora de la luna. Con los ojos cerrados se mira para adentro hasta que se cansa, respira profundo y por fin, el Enano sueña.

4 comentarios:

Varsanyi dijo...

El enano es un maestro.

pollo dijo...

Muchas veces el ruido sirve para tapar la soledad, pero el enano la tiene clara. Muy bueno comadre

majo dijo...

AMIGA lo lei y me hizo acordar a esta canción:
Si se callase el ruido
oirías la lluvia caer
limpiando la ciudad de espectros,
te oiría hablar en sueños
y abriría las ventanas.
Si se callase el ruido
quizá podríamos hablar
y soplar sobre las heridas,
quizás entenderías
que nos queda la esperanza.

victoria dijo...

Parece que el enano anda como con ganas de revolver la tristeza con cuchara filosa nomás. Que soñará ese enano? Y usted Mabela?
Saludos y besos.