lunes, diciembre 29, 2008

Desayuno


El mate cocido tarda mucho más en enfriarse que el café, y mucho menos que el té. Aunque lo revuelva y de tanto revolver caigan algunas gotas en el mantel. El Enano mira por la ventana y ve pasar a su amigo del frente que se va a hacer las compras. La mamá del vecino del frente va a trabajar temprano, como la suya, con la diferencia de que él no tiene a nadie más que a su mamá. El vecino, en cambio, tiene dos hermanos. Todos menores a él, y a veces tiene que cocinarles. Otras veces ni siquiera puede ir a la escuela para cuidarlos, porque alguno está resfriado o con vómitos, o con alguna de esas pestes que siempre tienen los chicos. Su vecino trabaja como un ama de casa hasta que vuelve su madre, y entonces, recién entonces puede jugar. Por eso, cuando el Enano ve que su vecino parte a la verdulería, o sale a darle la mamadera a la más chiquita, para no tentarlo, ni le silba, porque a su vecino enseguida se le vienen las ganas de salir. El Enano se hace su propio mate cocido que tarda por lo menos quince minutos en enfriarse, y después también se cocina alguna macanita para comer antes de ir a la escuela, pero no siempre, porque la mamá le deja a veces algo en la heladera. En el fondo piensa que le gustaría que el vecino lo invite a comer porque él no tiene ni hermanos. El Enano mientras comienza a tomar el mate cocido piensa también en el amor de hermanos, ese misterio, y decide de repente que el amor entre hermanos es más grande que el amor de una madre, no así el perdón. Un hermano sabe todo del otro y lo ama como a nadie y hasta a veces puede perder la vida por defenderlo, pero no siempre perdona. Una madre en cambio, perdona absolutamente todo a su hijo, con ceguera con confianza, con amor de madre. El Enano saca las migas, y mientras el pan va quedando hueco, piensa qué será mejor. Y no sabe si prefiere el amor de madre o el amor de hermano.

Contra la traición israelí


La noticia de los ataques de Israel a la Franja de Ganza despertó otra vez la vergüenza, el dolor y la bronca. Un grupo de tucumanos creó un blog en donde se informa bien acerca de la situación y la postura de todos aquellos que no estamos con el gobierno israelí. La dirección es www.ennuestronombreno.blogspot.com, y para dejar adhesiones deben enviarlas a la dirección ennuestronombreno@gmail.com

domingo, diciembre 28, 2008

Canción de domingo


Nos veremos otra vez

Aunque te abraces a la luna
aunque te acuestes con el sol.
No hay más estrellas
que las que dejes brillar
tendrá el cielo tu color.

No estés solo en esta lluvia
no te entregues por favor!
Si debes ser fuerte
en estos tiempos
para resistir la decepción
y quedar abierto, mente y alma,
yo estoy con vos.

Si te hace falta quien te trate con amor
si no tenés a quien brindar tu corazón
si todo vuelve cuando más lo precisás
nos veremos otra vez.

Serú Giran

viernes, diciembre 26, 2008

lunes, diciembre 22, 2008

20 años


La noticia se expandía y sobre todo el virus. En marzo había muerto Miguel Abuelo y esta vez, le tocaba a Federico Moura. Recuerdo que no se sabía muy bien de qué moría la gente pero se hablaba de una enfermedad "extraña. Virus estuvo presente en la gestación de la nueva música de la democracia, cuando los artistas iban llegando de a poco al país en medio de una nueva búsqueda musical y poética. En Argentina, todo es difícil y a mediados de los 80 mucho más. En menos de un año murieron Luca Prodan, Miguel Abuelo y después Federico Moura y quedó un vacío inmenso. Hoy se cumplieron veinte años de la muerte de Moura, acá va un video demasiado visto ya, y una nota que salió ayer en Página 12 que realmente no tiene desperdicios, se llama "Pasado y presente de un vanguardista pop".


"Imágenes paganas", Virus.

Mojado


El Enano mira para afuera. Afuera, las gotas aumentan su velocidad y no cesan de caer. El Enano está contento a pesar de que le gusta más el sol. Mira a través del vidrio lleno de gotas y ve a la gente que pasa por la calle. Figuras raras, deformes, muy flacas o muy gordas. Al Enano le duele la panza de tanto reír. Ahora sabe que nada es real detrás de un vidrio mojado.

domingo, diciembre 21, 2008

Canción de domingo


Historia de las sillas
(a mi amiga, que la estaba esperando)

En el borde del camino hay una silla
la rapiña merodea aquel lugar.
la casaca del amigo esta tendida
el amigo no se sienta a descansar.
Sus zapatos de gastados son espejos
que le queman la garganta con el sol
y a través de su cansancio pasa un viejo
que le seca con la sombra el sudor.

En la punta del amor viaja el amigo
en la punta más aguda que hay que ver.
esa punta que lo mismo cava en tierra
Que en las ruinas, que en un rastro de mujer.
es por eso que es soldado y es amante
es por eso que es madera y es metal
es por eso que lo mismo siembra rosas
que razones de bandera y arsenal.

El que tenga una canción tendrá tormenta
el que tenga compañía, soledad.
El que siga un buen camino tendrá sillas
peligrosas que lo inviten a parar.
Pero vale la canción buena tormenta
y la compañía vale soledad
siempre vale la agonía de la prisa
aunque se llene de sillas la verdad.

Silvio Rodríguez

martes, diciembre 16, 2008

Lo que se siente




"Capricho", Babasónicos

El espejo que no podía dormir


Había una vez un espejo de mano que cuando se quedaba solo y nadie se veía en él se sentía de lo peor, como que no existía, y quizá tenía razón; pero los otros espejos se burlaban de él, y cuando por las noches los guardaban en el mismo cajón del tocador dormían a pierna suelta satisfechos, ajenos a la preocupación del neurótico.

Augusto Monterroso

domingo, diciembre 14, 2008

Canción de domingo


Juntos a la par


Le he pedido tanto a dios
que al final oyó mi voz
por la noche a más tardar
yendo juntos a la par.

Cartas de amor en el hall
se secan con el sol
lejos de la gran ciudad
ella es mi felicidad
nada como ir juntos a la par.

Nada como ir juntos a la par
y caminos desandar
el honor no lo perdí,
ese héroe que hay en mí
nada como ir juntos a la par

Sé su nombre, sé su edad
y sus gustos en la intimidad
cuando un corazón se entrega
y el mañana nunca llega
que más puedo hacer.

Nada como ir juntos a la par
y caminos desandar
el honor no lo perdí,
ese héroe que hay en mí
nada como ir juntos a la par.

Pappo

jueves, diciembre 11, 2008

Ojos


El Enano tiene los ojos enormes. Negros, tiernos. Le brillan los ojos cuando ve a su mamá, cuando está por llorar, cuando le traen la leche y cuando le vienen ganas de jugar, y juega. Al Enano le crecen los ojos cuando se asusta, cuando se sorprende y también cuando le viene alegría y mucha risa. El Enano cierra los ojos cuando tiene miedo, cuando llora, cuando tiene sueño, cuando sopla las velitas porque piensa que se le van a quemar las pestañas. El Enano se instala en la ventana y desde ahí ve todo. Ve cómo el sol va abriéndose camino en el pasto de la vereda y ve a una cucaracha esconderse detrás de la heladera.

martes, diciembre 09, 2008

Un poco de belleza




"A primera vista", de Chico Cesar. En esta versión, Chico Cesar y Daniela Mercury.

domingo, diciembre 07, 2008

Canción de domingo


De menos
El puente no alcanza,
el río es estrecho.
La lluvia es la trampa,
la lluvia es el cepo.
Camino deprisa,
ni busco, ni encuentro,
ni paso, ni quiero,
ni tengo, ni doy.

La calle cambió
su trayecto y no vuelve,
las normas distintas
son días sin verte.
Perdí las señales,
los horarios, los trenes.
Nostalgia es el verbo
que piensa en tu olor.

Y te echo de menos,
de menos, de menos,
espacio vacío
de mi corazón.

Noviembre se marcha
y nos deja hojas secas,
el mar son tejados,
alambres, antenas.
Me animo a olvidarte
en los días que llegan,
aunque hoy ha llovido
hay camisas al sol.

Y te echo de menos,
de menos, de menos,
espacio vacío
de mi corazón.

Pedro Guerra

jueves, diciembre 04, 2008

Vereda


El Enano odia la idea de tener que cruzar de calle. Le parece una decisión difícil absurda, insoportable. Sobre todo por la veredas. Seguro que si hace calor en la vereda del frente hay más techitos y el sol castiga menos. Pero a él le tocó alguna vez ir por esta. La misma que tiene más baldosas flojas, así que cuando llueve se moja más. Su vereda, por la que le toca ir tiene menos techitos, menos ventanas es menos divertida. Sin embargo, no quiere cruzarse a la otra. Siente que es como escapar. Piensa que hay gente que se cruza de vereda cuando ve a otra para no saludar, y se acuerda de él mismo con ganas de cruzarse corriendo el día que la mamá le dio un coscorrón y sintió que la vergüenza deshacía sus orejas. Pero no cruzó. Porque esa era la vereda que sus pies reconocían, sólo esa, y empieza a no comprender como es que hay gente que puede atravesar la calle con tanta facilidad. Irse, así nomás. Ahora llueve y para llegar a su casa, que está en la vereda del frente tiene que cruzar un pozo inmenso con agua, porque ahí hay un badén. El vértigo se hace ruido en la panza. Cierra los ojos, y antes de dar el salto se pregunta insistentemente por qué su casa siempre tiene que estar del otro lado.

martes, diciembre 02, 2008

Otra premiada


El premio Clarín a la trayectoria fue para Mercedes Sosa. Subo acá, a modo de felicitación, un videito que encontré en donde está además acompañada por dos maravillosos músicos, el guitarrista es Colacho Brizuela y el bombista, Domingo Cura.


"Grito santiagueño", de Raúl Carnota, por Mercedes Sosa en un recital del año 1983

Todos queremos a Capu


No hace mucho que está en la tele y su programa no es precisamente el de más rating, sin embargo es gracioso como hablás con cualquier persona de cualquier edad y seguro conoce por lo menos un personaje de Diego Capusotto. Anoche al finalizar precisamente el refrito de Los videos de Peter Capusotto me puse a ver la entrega de los premios Clarín y me pareció buenísimo que el premio de figura haya sido para él. Cuelgo acá el link de una nota que le hicieron hace unos meses los chicos internos del Instituto penal Luis Agote, en la revista "La vida y la libertad". Espero que la disfruten.

“En Estados Unidos te meten corcho y a nadie se le ocurre decir que hay inseguridad"